Estrategia: La intervención siempre articulada con la exploración de campo y la reflexión conceptual

Por ser el fracaso académico un evento muy frecuente entre los estudiantes que ingresan por Condición de Excepción Étnica (CEE), cada una de las estrategias implementadas desde Uniculturas, a partir del verano 2005, nos indicaba mejoras en su inserción y en muchos casos en su logro académico, pero al mismo tiempo nos generaba constantes cuestionamientos sobre:

* el  inflexible diseño curricular de los programas de estudio –que no considera desniveles frente a lo esperado, evidentes desde la admisión,así como de los procedimientos homogéneos de matrícula;

* la rigidez de las metodologías de enseñanza y la impermeabilidad de muchos docentes frente al fracaso de sus estudiantes;

* las inadecuadas condiciones de ingreso de los estudiantes CEE a la Universidad, por su insuficiente formación previa y su desorientación en la elección de carrera; y
la casi imposibilidad de cambiar estas condiciones, que se jugaban antes de llegar a la universidad.

Todo esto nos llevó alconvencimiento de que el proyecto no podía limitarse a ser una “acción de acompañamiento”, como fue inicialmente creado, sino que debía incluir intervenciones de apoyo académico e incluso actividades preparatorias a las exigencias universitarias,si se trataba realmente de contribuir a lograr su permanencia académica.

Nuestra evaluación continua de lo que hacíamos, y la profundización en el diagnóstico, nos llevó a no enfocar el problema del fracaso como un asunto personal de estos jóvenes, sino como una problemática compleja,con componentes estructurales (del sistema educativo en su conjunto), institucionales (de la administración del currículo y del modelo de enseñanza aprendizaje en la Universidad), socioeconómicos (relativos a las espectativas de ascenso social que en el imaginario de los excluidos están aparejadas a un diploma profesional prestigioso) y de capital académico personal.

Entre estos componentes destacamos:

* El tipo de escolarización que se les ofrece, que no les desarrolla habilidades ni intereses académicos pero sí los empuja a ingresar a la universidad, al tiempo que tampoco los forma en su cultura propia, aunque sí produce una rupturaen su identidad cultural, especialmente para el caso de los indígenas.

* La cuota de excepción étnica fue creada como un mecanismo de ingreso, pero no se crearon mecanismos que posibilitaran adaptarse progresivamente al mundo universitario, ni mejorar el nivel académico.

* Esta gran dificultad administrativa llevó a que los directores de programa manejaran la matrícula de los EEE igual que la de los demás estudiantes, por lo que estos vivían como retraso innecesario cualquier medida o propuesta académica para nivelarlos o prepararlos, ya que les impedía tomar todas las asignaturas obligatorias de primer semestre.

Resumiendo: venían muy mal preparados, pero no se los podía inscribir en planes preparatorios porque muchos –en especial los afrodescendientes lo vivían como discriminación negativa. Otros, simplemente no podían creer que necesitaban ayuda, pues habían sido considerados buenos estudiantes en su familia o en su grupo escolar.



Recursos bibliográficos para comprender la complejidad del problema

Entender esta actitud de rechazo a las estrategias para prepararlos a las duras exigencias académicas, nos exigió indagar qué se está haciendo en otros países que nos llevan largo tiempo de avance en brindar oportunidades educativas adecudas y variadas; en especial Canadá, Estados Unidos, Brasil. La formación en Psicología Cultural de nuestro equipo rápidamente nos llevó a consultar estudios e investigaciones desde la sociología de la educación, la psicología educativa Vigotskyana, y las propuestas educativas interculturales. Asistimos a Encuentros con expertos en el tema, conseguimos bibliografía, hicimos traducciones, que ponemos a disposición de las comunidades étnicas y del medio universitario colombiano gracias a esta página.

Ver capítulo 4 de Human Diversity in education: Desarrollo intercultural.

A través de esta página, progresivamente pondremos a disposición de todos reseñas de los libros y estudios que nos han sido más útiles para pensar los actuales problemas de la educación masiva que lleva a las universidades a jóvenes provenientes de medios sociales con escasa relación con el mundo académico; también enlaces a generosas páginas académicas. Igualmente enlazaremos traducciones sobre educación intercultural, y sobre obstáculos al aprendizaje.

Nuestra revisión bibliográfica de lo que se hace en otros países para facilitar la inserción de grupos minoritarios o comunidades raciales o étnicas, nos mostró que era necesario crear condiciones que les ayudaran a volverse paulatinamente parte de la comunidad de conocimiento que es una universidad.

Ver traducciones del libro First Person, First People. Estas traducciones han sido hechas exclusivamente para uso académico.

Rehuso arrodillarme

¿Por qué no me enseñaron?

Primera luz de la mañana



Estrategia exploratoria: diagnóstico progresivo

El equipo humano a cargo del proyecto tiene una doble formación en Psicología Cultural y Psicología Clínica. Ambas se inscriben en un paradigma interpretativo.

* La primera exige contextualizar todos los eventos y fenómenos que se pretende enfrentar y solucionar; nada se puede entender por fuera del entorno social e institucional que lo produce y al cual responde; los fracasos estudiantiles no se originan en lo personal sino en la preparación adecuada o inadecuada que dio el sistema escolar y que logró o no apoyar la familia; en la cercanía o distancia del mundo de origen con la cultura académica exigida por la universidad.

* La segunda define un método de escucha que progresivamente indaga los sentidos que para los sujetos en cuestión tiene la situación que están viviendo. El sentido no está por fuera de los sujetos. Es preciso sondear con ellos qué los ha llevado a meterse en la aventura de los estudios universitarios; cuáles son los imaginarios que los llevaron a tomar decisiones sin conocer a dónde los conducirían, y que los sostienen a pesar de que los fracasos se acumulan.

Varios años antes de vincularnos al proyecto empezamos a estudiar la escasa contribución que hacía el alargamiento de la escolarización, en los sectores populares, a la construcción de un proyecto de vida que no fuera la repetición de modelos de vida que conscientemente los jóvenes rechazaban. Desde el año 2000 habíamos decidido, en nuestro grupo de investigación,indagarla problemática de adolescentes y jóvenes: enfrentados a un cambio generacional respecto a sus padres, y al mismo tiempo limitados por sus experiencias previas para adoptar modelos alternativos.

A lo largo de 12 años hemos avanzado en esta trayectoria investigativa, sobre población estudiantil, a partir de muy diversas indagaciones. Nuestro diagnóstico en progreso sobre la inadecuada formación de los bachilleres de sectores populares, rurales, de colegios de resguardo y de los municipios de la Costa Pacífica, partió de estas indagaciones, y fue la razón de que como equipo asumiéramos desde el 2005 contribuir a crear e implementar el proyecto Universidad y Culturas.

Anotamos en primer lugar los trabajos de exploración e investigación que nos guiaron en esta etapa (2005 a 2008) donde el trabajo de Universidad y Culturas se centró en los estudiantes indígenas y afrodescendientes.