El ingreso a la universidad plantea a los jóvenes recién admitidos  nuevas prácticas y exigencias que ellos desconocen, por lo que no saben cómo asumirlas de una manera responsable y coherente. Para la gran mayoría de quienes ingresan por primera vez a la universidad es un privilegio poder tener un cupo en una carrera, y la oportunidad soñada de convertirse en profesionales; sin embargo, no logran visualizar todos los cambios que deben realizar para convertirse en estudiantes universitarios. 

Por otro lado, quienes los reciben en la universidad, tanto el cuerpo docente como el personal administrativo e institucional, también asumen retos para lograr que estos nuevos estudiantes puedan rápidamente integrarse y adaptarse al nuevo mundo universitario. Los recién llegados son acogidos con inducciones, visitas, charlas de bienvenida y explicativas tanto acerca del programa académico como de los servicios con que cuentan como estudiantes. Se intenta así brindar a los jóvenes un panorama general sobre el currículo de la carrera, el uso de la biblioteca; Bienestar universitario: servicios de salud, y psicológico, áreas deportivas, ayudas económicas; en general lo que necesitarán saber para dar sus primeros pasos en la universidad.

La participación en inducciones y luego el seguimiento que hemos hecho a este proceso, durante los últimos 8 años como equipo de Universidad y Culturas, nos ha permitido identificar que la sola Inducción ya no es una herramienta adecuada para servir de puente entre el colegio y la universidad. 

Leer más

  

Recomendaciones  importantes para los directores de programa antes de iniciar la orientación con los nuevos estudiantes.